La espera

Sí, ya entró a sala de cirugía, solo queda esperar…

Es un pasillo ancho, hay familiares de las mujeres que están dando a luz, unas bancas al fondo permiten sentarse para hacer más llevadera la espera, pero yo no puedo estar ahí, veo mis manos, tiemblan, mi corazón late muy rápido.

Estoy cerca de la puerta por donde entraron los médicos con Luchi. Al poco tiempo sale una mujer con una bata y gorro celeste y me pregunta si ando pañales. Tal vez la respuesta sea obvia pero yo solo llegué al hospital para saber justamente eso, que cosas se necesitaban, no iba para nada preparado. Mi respuesta, como podrán imaginar fue un: “no, no ando pañales”. Ella me observa por un segundo con su rostro indiferente y dice: “no importa puedo conseguir uno”.

Continúa la espera, antes de entrar a sala me dijeron que podría tardar más o menos 1 hora 30 minutos a 2 horas todo el procedimiento. Pensé que no era mucho tiempo, sin embargo, al estar ahí todo parece más lento.

Veo salir una mujer en camilla, levanto mi cabeza haciendo un gesto de búsqueda… pero no era Luchi. Al rato sale otra más y otra, pero Luchi sigue sin salir.

De pronto veo un médico llegar por el pasillo corriendo, escucho cuando dice con una voz fuerte:

…¡¡¡vengo por una placenta previa!!!…

Tomando en cuenta la condición de Luchi, me asusto y mucho. Pero tengo que seguir esperando, no puedo hacer nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s